El Presidente del Gobierno quiere fomentar la cooperación y el liderazgo institucional en cuestiones esenciales para el futuro de España

11/01/2007

Tercera Conferencia de Presidentes en el Senado


  • Inmigración, Agua, e I+D+i tres temas de Estado para el debate
  • El Gobierno considera la cooperación institucional fundamental para abordar estos grandes desafíos 


    El Senado acoge la III Conferencia de Presidentes, que constata el compromiso del presidente del Gobierno con el fomento de la cooperación institucional al máximo nivel entre las Comunidades Autónomas y el Gobierno central así como su voluntad de reforzar el liderazgo institucional como motor para acometer los grandes proyectos colectivos que afronta España como país.

    Es la tercera ocasión en que se reúne la Conferencia de Presidentes, una iniciativa inédita hasta que el presidente José Luis Rodríguez Zapatero convocó la primera reunión, que tuvo lugar el 28 de octubre de 2004. En la segunda, celebrada el 10 de septiembre de 2005, se abordó y acordó la financiación sanitaria. Ejercerá de secretario de la reunión el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, tal como ya ocurriera en los dos encuentros anteriores. Participará también en la Conferencia la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

    La Conferencia de Presidentes es, pues, un nuevo foro que hace posible debatir los grandes temas que tiene planteados nuestro país e impulsar soluciones acordadas entre todos para asuntos que afectan a todos.

    En el orden del día, I+D+i, Agua y Política Migratoria

    En esta ocasión figuran tres importantes asuntos en el orden del día, tal como fue remitido por el presidente del Gobierno a los presidentes autonómicos, el 20 de diciembre pasado:

    El primero es la cooperación en el impulso a las políticas de Investigación, Desarrollo e Innovación, para el desarrollo de nuestra economía y el refuerzo de la productividad y la competitividad, un objetivo prioritario para España.

    La Comisión Europea ha reconocido recientemente el esfuerzo que nuestro país ha realizado en el fomento de la investigación, y en particular se ha constatado una participación creciente de las Comunidades Autónomas en este apartado. En 2005 ya contribuyeron al 56 por ciento de la inversión total, por encima del 42% del Estado y el 2% de las Corporaciones Locales.

    España está, sin embargo, con un 1,13% del PIB en inversión en I+D, aún muy por debajo del 3% que establece la llamada Estrategia de Lisboa, acordada por la Unión Europea. Otros indicadores, como los de producción científica o utilización del comercio electrónico, son también sintomáticos del retraso.

    No obstante, el Gobierno está convencido de que juntando la inversión de las tres administraciones se puede cumplir con el objetivo de llegar al 2% del PIB en inversión en I+D+i en 2010.

    Para ello es necesario abordar conjuntamente una Estrategia Nacional, que mejore las infraestructuras y fomente el desarrollo de capital humano y de conocimiento científico y técnico de alta calidad. Sobre ello tratarán los Presidentes en su reunión de mañana.

    La política de Agua, asunto sin duda de carácter estructural en un país como España, será el segundo tema del orden del día. Y será la primera vez que se realice sobre él un debate político entre todos los presidentes.

    El reto que España tiene planteado es garantizar un acceso universal al agua y un consumo y una gestión sostenibles y responsables. Con ese objetivo, en esta Conferencia se hará un balance de la situación actual, de las iniciativas ya puestas en marcha, y se debatirán instrumentos y medidas adicionales de cooperación entre las comunidades autónomas.

    En el tercer punto figura la Política Migratoria, asunto no ya de nivel nacional, sino de carácter global, ya que se ha convertido en uno de los fenómenos que caracterizan nuestra época y en uno de los grandes temas de estudio y debate para la comunidad internacional.

    En las últimas dos décadas, España ha pasado a ser un país receptor de Inmigración, el décimo del mundo según datos de Naciones Unidas, con una cifra total de ciudadanos extranjeros con tarjeta o autorización de residente, en septiembre de 2006, de 2,8 millones de personas.

    En este ámbito, que sin duda está marcando un cambio profundo en nuestra sociedad, se hacen necesarias nuevas respuestas a nuevas situaciones y demandas de los ciudadanos, y para ello es fundamental la colaboración entre todas las instituciones.

    El Gobierno quiere desarrollar con los presidentes autonómicos la cooperación en las tres líneas que marcan la política migratoria: la solidaridad entre las comunidades autónomas y la dotación de recursos para la adecuada integración de los inmigrantes en España; la implicación de la Unión Europea en un desafío que es también comunitario; y la colaboración con los países de origen y tránsito en el freno a la inmigración ilegal y la creación en ellos de nuevas fuentes de riqueza y empleo.

    Todo ello con el fin de lograr una inmigración legal y ordenada.

Jordi Sevilla: "La Conferencia de Presidentes se consolida como un modelo de cooperación entre las Comunidades Autónomas y el Gobierno de España".