La Delegada del Gobierno apuesta por reformar la Constitución para reforzarla


Moh hace un llamamiento a los partidos políticos para, como punto común, proteger la democracia y disipar cualquier riesgo que pueda amenazarla.

Recuerda que votar es un derecho que ha costado vidas y pide a la sociedad que acuda a las urnas en cualquier cita electoral

06-12-2018

La Delegada del Gobierno, Sabrina Moh, con motivo del 40 aniversario de la Constitución Española, ha apostado por adaptarla a las nuevas realidades y reformarla “para reforzarla”.

“Los que creemos en la Constitución del 78 y valoramos lo conseguido gracias a ella, los queremos dar respuesta a la España actual y real, los que queremos cohesionar social y territorialmente nuestro país, creemos que sería necesario una modificación, siempre y cuando nos basemos en el espíritu que inspiro la Constitución del 78, y que esta reforma sea un sinónimo de refuerzo”, ha señalado.

La máxima representante del Gobierno de España en Melilla, en declaraciones a los medios de comunicación tras el acto institucional que ha tenido lugar junto al monolito, ha puesto en valor el hecho de que la Carta Magna supuso la recuperación de la soberanía popular, de los derechos y libertades, así como  el progreso y la estabilidad que nos ha traído en estas 4 décadas.

Eso sí, también ha señalado que el país y la sociedad han cambiado en todos estos años. “Por ponerles un ejemplo, hoy día sería inconcebible que no hubiera Madres de la Constitución, además de Padres”, ha indicado. Pero también se ha referido a las nuevas realidades que han surgido como el cambio climático o la revolución digital, que “evidentemente no se recogen porque la realidad ha ido cambiando”.

Democracia frente al extremismo

En su intervención, Moh  ha recordado que el camino “no ha sido fácil”. “Durante todos estos años nos hemos enfrentado a grandes retos, amenazas, terrorismo… pero como sociedad moderna, lo hemos afrontado y superado”, ha señalado.

Ahora, ha apuntado la Delegada, han surgido nuevas amenazas, como el surgimiento de partidos extremistas “que quieren utilizar nuestra democracia para acabar con ella”.

Por ello ha hecho dos llamamientos. Uno a la ciudadanía para que acuda a las urnas el próximo mayo –en el que habrá elecciones autonómicas y europeas-. “Votar en uno de los derechos que tanto trabajo ha costado conseguir, para que podamos elegir libremente quién queremos que nos represente”, ha hecho hincapié.

“Es un derecho que se ha llevado muchas vidas”, ha recalcado, y ha recordado que “cuando no se va a votar, cuando no se vota en conciencia, no estamos castigando a los partidos políticos, no estamos castigando al político de turno, estamos castigando a la sociedad y estamos castigando o al país”.

Es más, “estamos castigando posiblemente a las nuevas generaciones, a nuestros hijos que ahora mismo no tienen derecho al voto pero que sí van a  heredar lo que nosotros hagamos en el presente”, ha apostillado.

Por eso ha hecho un llamamiento para que toda la ciudadanía vote. “Para que un hombre pueda decir que está enamorado de otro hombre o una mujer de otra mujer y puedan conformar un matrimonio; para que las mujeres estemos presentes en las instituciones… y todo eso se consigue si todos acudimos el 26 de mayo, y en cualquier cita electoral, a las urnas”, ha expuesto.

El segundo llamamiento que ha hecho la Delegada del Gobierno es a los partidos políticos para proteger la democracia y disipar cualquier riesgo que pueda amenazarla. “Aunque tengamos diferencias, aunque tengamos distintos puntos de vista y aunque parezca a veces que tenemos diferencias insalvables, todos tenemos que partir de un punto en común y es la defensa de la democracia y luchar contra todo aquello que la ponga en riesgo”, ha subrayado.