Los tránsfugas no podrán ser incluidos en listas electorales ni mantener o cambiar mayorías

Jordi Sevilla preside la firma del nuevo Pacto Antitransfuguismo con los representantes de los partidos políticos

23-05-2006

  • El acuerdo considera también como tránsfuga a aquellos que se benefician de estas conductas
  • Se comunicará al Ministerio Fiscal los casos que presenten indicios suficientes de comportamiento ilícito en términos penales 
  • Los partidos políticos se comprometen a expulsar de sus organizaciones a los concejales tránsfugas
  • Se crea una Comisión de Expertos independientes que decidirá en estos casos cuando haya discrepancias entre los partidos

El ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, ha presidido la firma, por parte de los representantes de los partidos políticos presentes en el Pacto Antitransfuguismo, del nuevo Acuerdo que refuerza los mecanismos democráticos para luchar contra dicho fenómeno.   

 

Para Jordi Sevilla el nuevo pacto será "un instrumento valioso para perseguir los comportamientos que defraudan la confianza de los ciudadanos. Este acuerdo garantizará la voluntad de los grupos políticos de cumplir escrupulosamente con la democracia y con sus reglas”.

 

Se trata de un paquete de medidas dirigidas a conseguir la máxima eficacia en el aislamiento y eliminación de comportamientos que violan de forma flagrante la voluntad de los electores y la lealtad política exigible a personas que se han presentado por candidaturas determinadas.

 

Entre las novedades más reseñables del documento suscrito hoy destaca el compromiso de todos los partidos de no incluir en sus listas electorales a los concejales calificados como tales. Para facilitar el cumplimiento de esta medida, se crea una lista de tránsfugas.

 

Asimismo, se impedirá la utilización de tránsfugas para constituir, mantener o cambiar las mayorías de gobierno de las instituciones públicas.

 

El acuerdo clarifica el concepto de tránsfuga, de manera que sus efectos se extienden no sólo contra los concejales calificados como tales, sino también sobre aquellos que se beneficien de su conducta política.

 

El documento incorpora otras importantes novedades, como la creación de una Comisión de Expertos independientes que decidirá en qué casos existe o no transfuguismo cuando los grupos políticos no alcancen una valoración unánime de los mismos.

 

También se trasladarán al Ministerio Fiscal los casos en los que se detecten indicios suficientes de comportamientos ilícitos en términos penales, cuando así lo acuerde una mayoría cualificada de los miembros de la Comisión de Seguimiento del Pacto.

 

Por otra parte, los partidos políticos acuerdan introducir las reformas legales necesarias que eviten que los concejales “no adscritospuedan mejorar su situación anterior al abandono del grupo municipal de origen.

 

Los grupos firmantes adquieren la obligación de incoar expedientes disciplinarios y expulsar de la organización al concejal tránsfuga y a quienes se beneficien de su conducta, debiendo comunicar a la Comisión de Seguimiento los acuerdos adoptados al respecto.

 

Finalmente, se mejorarán determinados aspectos del funcionamiento ordinario de la Comisión de Seguimiento. En particular, se reforzará el intercambio de información entre los partidos políticos y el Secretariado de la Comisión.