20-06-2018

Ministra Meritxell Batet en el Congreso

  • La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ha intervenido por primera vez, junto al presidente y otros ministras y ministros, en la primera sesión de control al nuevo Gobierno
  • Meritxell Batet ha respondido a una pregunta del grupo de Ciudadanos, sobre la recuperación del Estatut anterior a la sentencia del TC, y a dos interpelaciones sobre la situación política en Cataluña y sobre los artículos del Estatut declarados inconstitucionales por el TC
  • Foto1  Foto2

Pregunta sobre el Estatut anterior a la sentencia del TC

En respuesta a la pregunta del diputado de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, la ministra ha manifestado que el Gobierno no pretende volver al Estatut inicial, simplemente pretende explorar una línea que el propio TC apuntaba en su sentencia, “cuando hacía referencia a catorce preceptos anulados, destacando que la anulación no era tanto por una cuestión de contenido, sino porque era materia que debía ser regulada por ley orgánica, ya que afectaba a todas las autonomías y no se podía incluir en un Estatuto de una sola comunidad autónoma"

Meritxell Batet ha resaltado también en su respuesta que “solo siendo ambiciosos podemos llegar a algo, si no hacemos nada, no aportaremos ninguna solución”. Y ha añadido que el Gobierno de España, siempre defendiendo la legalidad de la Constitución y de los Estatutos, “lo que pone encima de la mesa es que hay que buscar soluciones y vías de acuerdo, que hay que optar por la política, eso quiere decir diálogo, que no quiere decir ceder”. Y dirigiéndose al diputado de Ciudadanos que ha hecho la pregunta, le ha recordado que “usted ha llegado a acuerdos con el PP y el PSOE. La pregunta, ahora,  es si quieren sumarse a las soluciones o quieren mantenerse en las trincheras para alimentarse del problema”

1ª interpelación

La ministra ha destacado en su respuesta al diputado Joan Tardá, de ERC, que la única esperanza es el diálogo y el acuerdo, “por eso le propongo reciprocidad, somos diputados por la misma provincia, nos han votado de los mismos pueblos, de las mismas ciudades, ciudadanos y ciudadanas que en algunos casos piensan como usted, otros como yo, y en algunos casos, de manera distinta a los dos, por tanto,  no podemos arrogarnos ni usted ni yo  la representación de todos los ciudadanos. Es importante que recordemos esto, porque si olvidamos la pluralidad, nuestra conversación sería estéril”.

Este Gobierno, ha añadido Meritxell Batet, les escuchará a ustedes y a sus representados, “asumo la responsabilidad de iniciar un diálogo político esperando llegar a acuerdos, y espero que el Gobierno de la Generalitat tenga la misma sensibilidad”.

Una representación de la sociedad no da derecho a cambiar la legalidad de forma unilateral, ha indicado la ministra, “cerrar puertas solo sirve para quien quiere crecer en el conflicto y del conflicto. Hay que abrir puertas, tender puentes, asumir riesgos y responsabilidades. La propuesta del Gobierno tendrá contenidos y garantías jurídicas y con un compromiso de lealtades”

La ministra, asimismo, ha hecho referencia al catalanismo, al que representa el PSC, pero “un catalanismo que siempre ha querido contribuir a la construcción de España, y en ese marco, el catalanismo tiene sentido. El catalanismo es la construcción de un proyecto común, de mejorar España, de presentar reformas que nos hagan más fuertes para asumir los retos de futuro que traspasan nuestras fronteras, no hagamos de Cataluña algo pequeño y excluyente, incorporemos a Cataluña en el proyecto de una España mejor”.

Ens su respuesta al diputado Tardá, la ministra ha recordando que el porcentaje de catalanes que hoy ven la situación en Cataluña mala o muy mala ha crecido hasta el 83%, “la preocupación aumenta y se extiende a prácticamente todos los ciudadanos, por eso, vamos a trabajar  para disminuir la preocupación de todos, de quienes piensan como ustedes y de quienes piensan como nosotros, intentemos una reciprocidad positiva".

2ª Interpelación

En respuesta a la diputada del PP, Dolors Monstserrat, la ministra de Política Territorial y Función Pública le ha pedido sentido de responsabilidad y sentido de la lealtad, la demandada cuando gobernaba el PP, que no se olvide de aplicarla en la oposición. “Saben perfectamente que no hay pactos ocultos -ha afirmado la ministra- no desvíen la atención, el cambio de Gobierno se ha producido por la corrupción de su partido”.

El Gobierno defiende la Constitución y los Estatutos de autonomía, ha añadido Meritxell Batet: “Defendemos el modelo territorial porque es fruto de un acuerdo amplio, creemos en él desde el primer momento hasta hoy, votamos el título VIII de la Constitución, creemos en la unión en libertad y en la pluralidad que nuestro modelo territorial ampara”.

La reforma de la Constitución es defendida por el PSOE desde hace muchos años, ha indicado, para alcanzar los objetivos que la misma Constitución consagra, “para defender también la Constitución, lo mejor es reformarla, para actualizar el pacto de convivencia de 1978, la España de hoy exige una modificación, y defender esa reforma es defender el Estado democrático y la única manera de fortalecer la Constitución”.

“Los independentistas no tienen ningún interés en reformar la Constitución”, ha destacado también la ministra, y se ha preguntado, “¿cómo va a ser una contrapartida al independentismo la reforma de la Constitución? La reforma de la Constitución es una demanda social”.

Meritxell Batet se ha referido también a los artículos del Estatut anulados, “El Tribunal Constitucional anuló parte del Estatuto de Autonomía de Cataluña, 14 declaraciones de inconstitucionalidad parcial frente a más de 100 presentadas por el Grupo Popular. En la mayor parte de estos casos no dice el TC que sea inconstitucional su contenido, sino su no inclusión en leyes orgánicas”.

La ministra ha recordado que la herencia que el PP deja es un conflicto enquistado y con los puentes de diálogo rotos, por eso, ha añadido, el nuevo Gobierno explorará nuevos caminos, mejorará los mecanismos de participación, acercará la financiación a los principios constitucionales,  atenderá las demandas ciudadanas y trabajará para superar el conflicto en Cataluña.

Por último, la ministra ha reclamado al PP que abandone el discurso catastrofista. La situación en Cataluña hoy está peor que hace unos años, “alguna responsabilidad tendrá el PP, no es directamente responsable, pero ha contribuido a alimentar el conflicto, y ese conflicto merece que exploremos consensos, que dialoguemos", y ha finalizado con otra pregunta, ¿quieren estar en la solución ustedes o quieren continuar anclados en el problema para sacar rédito político de él?"