Recurso de inconstitucionalidad contra varios apartados de la Ley de presupuestos de Cataluña para 2017

31-03-2017

Rueda de prensa del Consejo de Ministros

La vicepresidenta y ministra de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales, Soraya Sáenz de Santamaría, ha explicado en la rueda de prensa del Consejo de Ministros que el Gobierno ha autorizado al presidente a interponer un recurso ante el Tribunal Constitucional contra la disposición adicional 40 de los presupuestos de Cataluña y tres partidas "relativas a procesos y consultas populares y procesos de participación ciudadana".

La vicepresidenta ha indicado que el Gobierno cuenta con el dictamen favorable del Consejo de Estado y presenta el recurso por considerar que los mencionados apartados vulneran la competencia exclusiva del Estado en materia de consultas y son contrarios a los artículos 1.2 de la Constitución -sobre la soberanía nacional- al artículo 9.1, que establece que "los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico", y al 168, sobre la reforma de la Constitución. El Gobierno, utilizando su facultad constitucional, solicita en el recurso la suspensión automática de dichos preceptos.

Por otro lado, la vicepresidenta ha explicado también que el Gobierno ha aprobado  la tramitación del anteproyecto de ley de modificación del Régimen Económico y Fiscal (REF) de Canarias, en su parte económica, tras 24 años sin reformarse.

Sáenz de Santamaría ha indicado que la modificación se inspira en la condición de región ultraperiférica y recoge el principio de "continuidad territorial" entre el transporte aéreo y marítimo de personas y cercanías, compensaciones del 50% en el transporte de personas, del 70 % en transporte marítimo y aéreo y la particularidad de los habitantes del archipiélago para el acceso al mercado laboral.

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2017, que apuesta por el empleo público estable y refuerza el gasto social. El PIB aumentará un 2,5%, se crearán 506.000 puestos de trabajo y la tasa de paro se reducirá hasta el nivel más bajo desde que comenzó la crisis.