Cerca de 2.000 conductores han sido denunciados en Andalucía por circular con deficiencias en los vehículos


Se han controlado 25.410 vehículos y se han formulado 2.083 denuncias

24-01-2018

Un agente inspecciona los neumáticos de un vehículo

La Dirección General de Tráfico ha desarrollado una campaña de intensificación de la vigilancia de las condiciones de los vehículos entre los días 15 y 21 de enero, con el objetivo de comprobar que los vehículos  circulen en adecuadas condiciones de puesta a punto, prestando especial atención a los elementos de seguridad de los automóviles: neumáticos, alumbrado e ITV, entre otros.

Sólo en una semana en Andalucía, 1.957 conductores han sido denunciados por los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil por circular con su vehículo en inadecuadas condiciones de mantenimiento. Se han controlado 25.410 vehículos de todo tipo (turismos, motos, furgonetas, camiones, autobuses…) y se han formulado 2.083 denuncias.

Objetivo compartido contra los accidentes

El delegado del gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha subrayado hoy “la importancia” de las campañas que viene realizando la Dirección  General de Tráfico, en colaboración con la Agrupación de tráfico de la Guardia Civil, para que “los conductores en particular y los ciudadanos en general se impliquen responsablemente en el objetivo compartido de reducir a cero la accidentalidad y las muertes en carretera”.  

En relación con esta última campaña, Sanz  ha reiterado que el mantenimiento adecuado de los vehículos es “una actividad totalmente imprescindible para combatir la siniestralidad” en carretera, dado que la antigüedad del vehículo supone “un factor de riesgo”, al carecer de los sistemas y equipamientos de seguridad implantados recientemente.

Cabe recordar, a este respecto que, pese a las nuevas matriculaciones, en 2017 la antigüedad media de los vehículos implicados en accidentes mortales a nivel nacional se sitúa en 12 años para los turismos, porcentaje que aumenta hasta los 13,2 años en el caso de los turismos en los que viajaban los fallecidos.

Por todo ello, el delegado del Gobierno ha hecho un llamamiento a “la prudencia y la responsabilidad” de los propietarios de vehículos y conductores, a fin de que “no pongan en riesgo la seguridad propia ni la de terceros”.

Deficiencias detectadas

Entre las deficiencias más importantes que los agentes han encontrado en carretera se encuentra la de circular con la ITV caducada, desfavorable o negativa habiendo formulado 921 denuncias, lo que supone el 44,2% del total. Este porcentaje supera el 57% en el caso de furgonetas y el 49% en el caso de los turismos.

Otro de los elementos de seguridad esenciales son los neumáticos: 49  conductores han sido denunciados por llevar una profundidad del dibujo por debajo del mínimo legal de 1,6 mm; tener un desgaste irregular debido a una mala suspensión o una alineación incorrecta y circular con una presión errónea.

Respecto al alumbrado y señalización, 47 conductores han sido sancionados por este precepto y otros 24 por llevar la placa de matrícula deteriorada o impidiendo la verificación de la matrícula del vehículo. Destacar que el 6,7% de los conductores (139) sancionados han sido denunciados por no llevar la documentación obligatoria del vehículo (permiso de conducción, permiso de circulación y tarjeta de la ITV).

Por último, 71 vehículos han sido inmovilizados en el momento de realizarles el control, 48 de los cuales eran turismos.

Un vehículo en mal estado no solo aumenta el riesgo de accidente entre sus ocupantes sino el del accidente contra otros vehículos circulantes.

Colaboración de policías locales

Como viene siendo habitual en las campañas que lleva a cabo la DGT, la colaboración de las policías locales ha sido muy importante, ya que los controles de las condiciones del vehículo se han realizado tanto en vías interurbanas como en urbanas. Los datos de estas policías todavía se están procesando y habrá que sumarlas a  las presentadas en esta nota.

Pese a que la campaña ha finalizado, los agentes de Tráfico de la Guardia Civil continuarán vigilando las condiciones de los vehículos que circulan por las carreteras.